desarrolla tú potencial dame la manoDESARROLLA TU GRAN POTENCIAL

He aquí Buenas Noticias para ti que tal vez pasas por malos momentos de desaliento y fracaso.

No tienes porqué derrumbarte frente a tus problemas.

Dios no ha determinado que en tu vida predomine la pobreza y el fracaso.

Cada persona labra su propia suerte y destino sea bueno o malo.

El destino se hace malo cuando uno se aparta de Dios y vive de espaldas a sus sabias leyes.

El destino se vuelve bueno cuando uno retorna a Dios y empieza a luchar rectamente poniendo en acción los recursos que Dios le ha dado.

¿Cómo puede ser posible que seas capaz de nada o inútil para salir del fracaso al éxito? Dios no crea nada inútil.

El te ha hecho de una manera admirable (Eclesiástico 17,1-11).

No dejes que la mediocridad y el conformismo entierren las posibilidades que Dios ha depositado en tí.

Tú puedes salir de la situación en que te encuentras. Para ello tienes que descubrir el valioso potencial que Dios ha puesto en ti y ponerlo a trabajar en el logro de tus metas.

No digas jamás que tienes pocas cualidades y muchos defectos.

Al menospreciarte a tí mismo ofendes a tu Creador pues le culpas de tu fracaso.

Tus defectos, no son otra cosa que la falta de desarrollo de tu personalidad.

Pero si descubres TUS RECURSOS PERSONALES y los pones en acción entonces progresarás.

CONOCE Y APROVECHA TUS RECURSOS PERSONALES dame la manoCONOCE Y APROVECHA TUS RECURSOS PERSONALES

Estos son tus recursos:

PUEDES VER:

Gracias a tus ojos puedes mirar las maravillas de la Creación, conocer a tus semejantes, leer libros, disfrutar la TV y ver las semillas del Bien que hay en todo lugar.

PUEDES OIR: Tus oídos pueden escuchar miles de sonidos que contienen melodías y mensajes; así puedes aprender de los educadores y mantenerte al tanto de lo que pasa en tu hogar, en tu país y en el mundo.

PUEDES HABLAR:

Comunicar tus sentimientos, convencer de tus propósitos, consolar a los que sufren, motivar a los fracasados y enseñar a los que no saben.

PUEDES MOVILIZARTE:

Tienes un cuerpo muy útil con pies, manos, etc…

Puedes trabajar, escribir, vender, hacer infinidad de cosas y también ayudar a tú prójimo.

PUEDES SENTIR EMOCIONES:

Soñar, entusiasmarte, crear, desear, reir, amar, perdonar y compadecerte del prójimo.

PUEDES DECIDIR:

Tienes voluntad propia para decidir la vida que quieras tener.

Puedes elegir lo que más conviene a tu felicidad y rechazar lo que te arruina.

SACA TU CUENTA: !Cuántos dones de valor incalculable!

Y aunque te faltara alguno de ellos, o acaso hubieras perdido el precioso don de la buena salud, todavía cuentas con un DON MAYOR.

Es el mayor de tus poderosos recursos:

TU CEREBRO INTELIGENTE.

En tú mente está la fuente principal de la energía que necesitas para superarte, vencer tus defectos y conquistar el éxito y la felicidad.

El hombre es una pequeña criatura del universo pero gracias a su poder mental todo lo pone a sus pies, todo lo va conquistando. ¡La inteligencia humana es imagen de la inteligencia divina!

Cultívalo mediante la EDUCACION.

La ignorancia, es el sepulcro del éxito.

No importa tú edad, ni tu condición: ¡¡INSTRÚYETE!… ¡APRENDE!… ¡LEE!… ¡CULTIVATE!

No tienes derecho a abortar tu progreso personal en la ignorancia.

¿Ves tu enorme potencial?

Dios te lo ha dado esos PODEROSOS RECURSOS. USALOS, APROVECHALOS, INVIERTELOS EN CONQUISTAR TUS METAS.

Al hacerlo ten presente estos principios:

DA MAS DE LO QUE RECIBES.

El proceder acertado para que camines al éxito es que trabajes más arduamente, más tiempo y con mayor intensidad que lo que la gente espera que hagas.

El principio es: “Rinde siempre un mayor y mejor servicio que aquel por el que te pagan”.

Se conoce como recorrer la milla extra (Mateo 5,41).

Si lo practicas te harás tan valioso en tu trabajo que te volverás indispensable.

Nadie querrá perderte y te pagarán más para retenerte.

trata bien a tú prójimo dame la manoTRATA BIEN A TU PROJIMO.

Brinda a cada persona atención, amabilidad, comprensión y afecto sin pensar en ninguna recompensa.

Haz así porque eso es precisamente lo que te gustaría que los demás hagan contigo. ¡Esa es la regla de oro de Jesucristo: ¡

“HAZ A LOS DEMAS COMO QUIERES QUE LOS DEMAS HAGAN CONTIGO” (Mateo 7,12).

Lo cual también significa no hacer a los demás lo que no quieres que hagan contigo.

¡Cuánto mejor sería el mundo si todos practicáramos esta ley divina!

DESARROLLA BUENOS HABITOS.

Los buenos hábitos son la base del éxito.

En cambio los malos hábitos crean los problemas y el fracaso.

¡El fracaso o el éxito son el resultado de los hábitos!

Por eso cultiva buenos hábitos y arranca los malos que se te hayan fijado.

Adquiere: Orden, limpieza, puntualidad, responsabilidad, esfuerzo de superación, honradez, respeto a los demás, obediencia a las leyes, amor al trabajo y espíritu de ahorro.

Son los diez hábitos que componen el DECALOGO DEL DESARROLLO.

FIJATE METAS RAZONABLES.

Si quieres mejorar tu nivel de vida, debes marcarte objetivos precisos y trazar planes para alcanzarlos.

Pregúntate: “¿Qué cosas deseo conseguir en la vida?”.

Define tus metas y decide los pasos para alcanzarlo.

¿Se trata de un negocio, un hogar feliz, una casa propia, o de metas espirituales?

No importa: trázate esas metas y tu persona se pondrá en marcha hacia ellos hasta conquistarlos!

ACTUA CON DECISIÓN.

No basta tener metas.

Sin acción son sólo sueños. Hay que LUCHAR para convertir las metas en realidades.

Nadie actuará por ti si tú no lo haces. No dejes que otros cosechen los frutos destinados para ti. No fuiste creado para una vida de ociosidad sino para una vida productiva.

Y cuando hagas algo, hazlo CON CALIDAD. Ningún albañil negligente construirá jamás palacios.

Ninguna costurera mediocre producirá espléndidos vestidos.

Por eso ponle interés a tu labor cualquiera sea.

Si apuntas a hacer las cosas de manera óptima, te saldrán buenas.

Si apuntas a hacerlas bien te saldrán mediocres.

Y si apuntas a hacerlas mas o menos te saldrán mal.

Por eso en todo busca lograr lo mas perfecto tal como nos ordenó Jesús: “Sean perfectos como el Padre Celestial” (Mateo 5,48).

saca provecho de las adversidades dame la manoSACA PROVECHO DE LAS ADVERSIDADES.

Aprende este principio: “Casi todas las adversidades por lo general van acompañadas de un beneficio equivalente o mayor”.

Esto significa que ningún golpe que la vida te da es enteramente malo, sino que trae algún beneficio oculto. Por eso dice el refrán:

“No hay mal que por bien no venga”.

Además, si Dios te cierra una puerta, te abrirá otra.

Y también aprende de tus errores: analízalos, corrígelos y transforma cada derrota en un paso adelante.

El que actúa puede equivocarse, el que no hace nada ya está equivocado. ¡La adversidad es una buena maestra!

fondo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s