Ser

¿Por qué ser positivo?

El primer motivo es la salud física y mental.

Se ha demostrado en diversos estudios que un minuto entreteniendo un pensamiento negativo deja el sistema inmunitario en una situación delicada durante horas.

El distrés esa sensación de agobio permanente, produce cambios muy sorprendentes en el funcionamiento del cerebro y en la constelación hormonal…

Tiene la capacidad de lesionar neuronas de la memoria y del aprendizaje localizadas en el hipocampo.

Y afecta a nuestra capacidad intelectual porque deja sin riego sanguíneo aquellas zonas del cerebro más necesarias para tomar decisiones adecuadas.

Las personas más irritables tienen mayor propensión a padecer problemas cardiacos y otras dolencias.

No deje que una percepción negativa de la vida le produzca a medio y largo plazo problemas en su salud y su calidad de vida.

Si desea mejorar su salud, vivir más años, acostúmbrese a pensar en positivo.

Su familia, su pareja, sus hijos….

Las personas que más le quieren son las que se resignan a comprenderle y a padecer su mal humor, recelos, descalificaciones, críticas…

Corre el riesgo de transmitir una educación negativa a sus hijos, con todo lo que eso conllevara para su futura integración social y laboral.

Corre el riesgo de debilitar los lazos que le unen a su pareja y el entusiasmo e ilusión que siempre hay que potenciar. Si quiere una familia feliz, trate de pensar en positivo, le ayudará mucho.

Su trabajo.

Es mucho más difícil para las personas con pensamientos negativos prosperar en su trabajo.

Incluso aquellas con mayor capacidad intelectual y brillantez ven sus posibilidades mermadas por el recelo que genera su negatividad.

Mientras que personas con menores méritos van escalando creando de forma – a veces oportunista-, las personas sumidas en planteamientos negativos acentúan su aislamiento y su falta de popularidad y apoyos en su entorno laboral.

La empresa moderna y competitiva valora especialmente el líder, caracterizado por su capacidad de afrontar situaciones complejas y difíciles con planteamientos positivos.

Si desea prosperar, debe profundizar en pensar positivamente.

Su entorno social.

Una gran parte de nuestras vidas se desarrolla con nuestros amigos, en nuestras comunidades de vecinos, nuestros círculos sociales…

Las personas con pensamientos negativos van desarrollando una actitud antisocial que hace cada vez más difícil su integración y aceptación.

Sus críticas van aislándole hasta dejar reducido su círculo a un estrecho número de personas, resignadas a aceptar sus planteamientos negativos.

Usted. Vivirá una vez esta vida.

Quizás nuestro mundo no sea todo lo perfecto que debiera ser.

Pero, sin duda, ser positivo contribuye a hacerlo mucho más llevadero.

Pensar en positivo facilitará las relaciones con los demás, hará más feliz a su familia, mejorará su salud, le hará sentirse mucho mejor, incluso siendo consciente de las peores situaciones a las que tenga que enfrentarse…

Ya nos hemos ocupado de los pensamientos negativos y sus efectos ¿le parecen pocas razones? ¿se anima?

fondo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s