Hijos

ENSÉÑELOS A ENFRENTAR LOS PROBLEMAS

Para que sus hijos aprendan a solucionar con entereza los problemas de la vida, enfréntelos a la situación y póngales el ejemplo.

Deje que ellos resuelvan sus cosas, así adquieren seguridad personal y desarrollan sus inteligencias.

Así como hay que enseñarlos a caminar, ir al baño, amarrarse las agujetas, vestirse, comer y un sinfín de aspectos más, también debe guiarlos en el desarrollo de su carácter para que aprendan a salir adelante por sí solos.

Hoy en día, en que se incrementa la violencia intrafamiliar, los principales afectados son los niños, ya que todo lo que observan de sus padres lo aprenden y, por desgracia, están aprendiendo patrones de comportamientos agresivos y egoístas y esas actitudes son las bases sobre las que se formarán sus patrones de conducta.

LA ESTRATEGIA GANAR-GANAR

Para que su hijo sea capaz de triunfar en sus relaciones interpersonales, déle las herramientas y las habilidades que le permitan transformar los problemas y conflictos en soluciones ganar-ganar.

Todas las relaciones enfrentan conflictos en distintos momentos.

La gente que entiende esto y sabe cómo mantener las amistades a pesar de las fricciones, disfruta una vida llena de felicidad, en cambio, quienes carecen de estas habilidades o estrategias, se rodean de relaciones tormentosas y problemáticas.

Aplique los siguientes tips y brinde a sus hijos las habilidades que merece para ser feliz:

Tip #1: Recuerde que los niños aprenden las relaciones personales por medio de la observación.

Su aprendizaje depende de la manera en que sus padres manejen los conflictos en su matrimonio para que ellos, una vez que crezcan, lo apliquen en sus amistades y en su futuro matrimonio.

Lo que usted haga frente a sus hijos es más poderoso que lo que les pueda decir o aconsejar en su vida.

Tip #2: No cometa el error de tratar de crear un conflicto familiar innecesario.

No hay duda de que los hijos sufren de manera terrible las consecuencias de un matrimonio conflictivo o de un divorcio, sobre todo, cuando ven a los padres discutir y pelear.

Nunca es de ayuda para los niños ver ese tipo de comportamiento.

Tampoco es saludable para los pequeños el ver a sus padres esconder demasiado sus emociones y luego tratar de pretender que no pasa nada.

Esto le da el mensaje al niño de que los problemas se deben evitar en lugar de resolver y de enfrentar.

Los niños son, en extremo, sensibles a la comunicación no verbal, en especial cuando hay un ambiente de tensión lo cual, al igual que una pelea o discusión, les deja un gran daño al ver que sus padres esconden los conflictos que requieren ser solucionados.

Tip #3: Tenga algunos desacuerdos saludables o conflictos frente a sus hijos.

Los niños necesitan ver a sus padres discutir, pero de manera asertiva, a través de la expresión de sus emociones y opiniones, y siempre llegar a una solución para que sus hijos lo perciban mejor.

Tip #4: Use un lenguaje especial para la solución de problemas y para comprometerse a no volver a caer en ellos.

Los niños también necesitan escuchar a sus padres decir cosas como “¿De qué forma resolveremos este problema?”, “Vamos a comprometernos”, “Siento haber herido tus sentimientos… perdóname”.

Tip #5: Use el sentido común sobre lo que va a discutir frente a sus hijos.

Los padres sabios discuten temas muy sensibles y delicados sólo cuando sus hijos no los van a escuchar.

Todo es para el bien de los hijos y lo que deben aprender es a solucionar cualquier problema.

Los expertos en terapias familiares y en psicología infantil, señalan que de aplicarse estas reglas en casa, mejora el comportamiento y carácter de su hijo, la relación de pareja y las familias se benefician al tratar de construir un ambiente de armonía con discusiones saludables que conduzcan a la solución del conflicto y al bienestar emocional de todos.

Tip #6: Utilice la televisión y el periódico para enseñarlos a solucionar conflictos.

Cuando su familia ve una situación de conflicto en la televisión o en una película, pregunte a su hijo qué debería hacer para resolver los conflictos.

Responda a sus comentarios de acuerdo a su edad.

Otro medio puede ser el periódico, muéstrele las noticias con algún conflicto y pregúntele cómo se sentiría si lo tuviera y cómo lo tomaría.

Luego dé su opinión explicando por qué se siente así.

Los niños que son testigos de los problemas familiares, ya sea mediante el uso de violencia física o verbal,
requieren de una mayor atención tanto de sus padres como de algún experto, ya que a largo plazo es probable que se vuelvan adultos agresivos o resentidos con la vida.

Más fácil

Ayúdelo con inteligencia

Sea cual sea la edad de su hijo, prepárelo para enfrentar las diversas formas de conflictos en la vida por medio del entrenamiento de su carácter.

El reto es dotarlo de las herramientas emocionales que necesita para lidiar con cualquier problema.

Algunas sugerencias que pueden ayudarlo como padre a forjar un mejor carácter en su pequeño:

? Pasar por alto las críticas y gestos groseros.

Los niños pueden ser sensibles sobre las limitaciones físicas o intelectuales, sobre todo, cuando otros niños buscan pleitos y los provocan.

Hable con sus hijos sobre el valor de ignorar o rechazar los comentarios negativos.

Hacer caso omiso de los insultos intencionales, ayuda a disminuir su efecto y a delatar al bully o niño violento frente a la autoridad.

? Estar con otros niños.

Entrene a su hijo a detectar a un niño “buscapleitos” y pídale que se aleje de él y se vaya con más niños, pues los bravucones siempre aíslan a los niños para intimidarlos.

Cuando ellos se aproximen, dígale a su hijo que se integre a otro grupo sin que se vea nervioso o asustado.

? Recuérdeles mantener la calma en una pelea. Ya sea que estén en desacuerdo con algún maestro o compañero, los niños necesitan aprender a mantener un bajo y respetuoso tono de voz.

Reírse o levantar la voz, demuestra que alguien está fuera de control, en cambio, mantener una actitud amable refleja una gran madurez y un autocontrol.

? Enséñele los valores del compromiso y el auto-sacrificio.

Dejar actuar solos a los niños les ayuda a descubrir distintos comportamientos y sus consecuencias.

Enséñeles a actuar libremente, siempre y cuando, les inculque principios morales y el respeto a la legalidad.

En cuanto al sacrificio, los niños deben aprender a hacer algo bueno por los demás para desarrollar su sensibilidad.

? Imponga el buen ejemplo.

Permita a sus hijos ver sus comportamientos positivos cuando enfrente algún conflicto.

Cuando los padres se mantienen en calma, hablan con voces controladas, evitan los problemas y se unen a personas con las que se llevan bien de manera fácil, el niño puede observar estos principios en la práctica y no sólo oírlos como una teoría.

fondo

Un pensamiento en “Hijos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s