Crear un mundo nuevo

Para que un nuevo planeta asome en nuestra realidad es necesario que las personas comiencen a crear cosas nuevas, que sus mentes empiecen a vislumbrar algo distinto, una estructura novedosa libre de los paradigmas actuales.

Esta creación debe alejarse por completo de un sistema monetario, de un sistema religioso, de un sistema científico, y de un sistema político, los 4 jinetes del apocalípsis llevan a la humanidad por un camino malsano, errado, y lleno de engaños, completamente tergiversado que apunta al caos y al acabose.

Se precisa que las mentes creativas se alejen de guerras, corrupción, manipulaciones, lavados cerebrales, mentiras, falsas acusaciones, competencia malsana, juego sucio y otros, para que una nueva realidad comience a construirse amparada en la buena fé, la compasion, la ayuda desinteresada al prójimo, la unión de mentes con fines de desarrollo común, el bienestar general, el cuidado mancomunado de recursos, y las manos unidas para desarrollar metas de interes general que busquen una evolución colectiva.

La creatividad es parte esencial del proceso y debe unirse con la capacidad de aprendizaje, a esto debe sumarse la premisa conocida de la unión hace la fuerza y comenzar a interactuar muchas mentes para permitir establecer un proceso eficiente que no tenga como barrera el mando, una mente dirigida es un camino malogrado, y el poder no ha demostrado hasta la fecha sino su capacidad destructora y limitante que ha abogado por intereses particulares.

Sale de contexto la palabra crea, porque hasta la fecha la religión ha tergiversado su verdadera esencia estableciendo que se debe creer o tener fé, cuando en realidad el verdadero concepto es el de crear porque creamos con nuestras palabras y en definitiva cuando se tiene certeza las cosas resultan sin impedimentos, esperar por el alea no lleva a ningún lado y la suerte no determina las cosas, sino quienes en realidad tienen la confianza, el conocimiento y las ganas de hacer las cosas son quienes logran avanzar.

El camino cierto para crear un mundo nuevo lo establece el hecho de permitir innovaciones, de sacar del medio las limitantes que ofrecen los sistemas actuales, y de permitirle a la mente y al corazón trabajar en llave, porque es claro que el bolsillo es un pésimo asesor y solo tranca a la razón en beneficio de intereses personales o territoriales.

El dinero hasta la fecha sólo ha demostrado que hay vivos y hay quedados, y que siempre impera la ley del que pega primero pega dos veces, nuestro nuevo camino debe establecerse pero guiado por corazones honestos, de sentimientos legales, justos, transparentes, impecables, intachables, que busquen un sendero con las mismas características para todos.

Las guerras no se terminan hablando de ellas sino hablando de paz, es justo la aplicación del contrario, el hambre no se calma favoreciendo a los poderosos, ni amangualando leyes para su beneficio, hay que lograr que prime el sentido común, que se terminen los favorecimientos, y los abusos de poder y entender que es posible avanzar unidos porque la fórmula del divide y vencerás solamente ha logrado caos y debilitamiento además de un inmenso desgaste.

Los límites territoriales, el falso nacionalismo, los deportes, la competencia, son factores que nos han llevado a mantener la discordia y ya está más que demostrado que esto ha permitido es mantener conflictos que han durado milenios y que solo han servido para exterminios inacabables y miseria extrema.

Por todo lo anterior invito a las mentes creativas y a los deseosos de un mejor mañana a crear un universo de razones honestas, un nuevo planeta innovado y especial, que limpie tantas falencias y resetee tantos errores, que abra nuevos horizontes, y que diseñe creativamente nuevos parámetros, nuevos rumbos, nuevos retos, nuevas dinámicas de sana convivencia,nuevas posibilidades para avanzar y evolucionar.

No vale la pena insistir en modelos que ya han cumplido sus ciclos y han fracasado estruendosamente sin resultados, nos corresponde es apersonarnos de nuestra salud, de nuestros problemas de convivencia, de nuestros poblemas comunales,para entre todos resolverlos y no dejar en manos ajenas que solo estan ahí para luchar por beneficios propios.

Es conveniente que todas las energías sean movidas hacia un camino cierto, y que entre todos creemos una dirección exacta, estable, noble y justa, que funcione para todos los habitantes manteniendo una presencia intachable y cristalina con metas muy definidas para que la unión general logre objetivos visibles, concretos y realizables.

Berny Polanía V.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: